•  |
  •  |
  • END

CARAZO
Agentes de la Policía Nacional del departamento de Carazo dieron cobertura a dos suicidios.

El primer caso ocurrió en el barrio Covisama, cuando los oficiales de la Policía encontraron a Moisés Ramírez Pérez, de 28 años, con un balazo en la cabeza. La masa encefálica quedó expuesta y la muerte fue instantánea.

Mónica Ramírez dijo que los problemas pasionales que su hermano vivía provocaron que se matara, “porque su cónyuge lo abandonó por otro”.

Mientras tanto, en la ciudad de Jinotepe, en el barrio Belén, en el sector conocido como El Boquete, Denis Santiago Mendoza Hernández, de 25 años, tomó la fatal decisión de privarse de la vida.

El médico forense Sergio Cano explicó que el joven tenía 14 horas de fallecido cuando lo encontraron con una herida de proyectil de arma de fuego en la región parietal derecha, sin orificio de salida, la que le obstruyó el cerebro, causándose la muerte.

Los familiares de Mendoza Hernández no detallaron las causas del suicidio del joven.

La Policía Nacional logró incautar el rifle calibre 22 que encontraron a la par del cadáver de Denis Mendoza, con el cual presuntamente se disparó.

En este año, 10 personas han muerto por la vía del suicidio en el departamento de Carazo.