Carlos Larios
  •  |
  •  |
  • END

Al menos cinco autolotes de Managua y 13 personas fueron estafadas por un hombre que cuenta con tres identidades, quien haciéndose pasar como importador directo ofrecía vehículos de segunda mano a bajos precios, con lo que logró despojar a sus víctimas de aproximadamente 200 mil dólares en los primeros cuatro meses de este año.

El sospechoso se hacía llamar Javier Alejandro Fugón Rivas, Alejandro José Rivas Flores y/o Javier Alejandro Fugón Ubilla, y hasta tenía cédulas de identidad emitidas por el Consejo Supremo Electoral con los primeros dos nombres.

Según los afectados, el presunto estafador habría realizado transacciones turbias con al menos 123 vehículos.

José Antonio Baltodano Largaespada, de 25 años, es uno de los afectados y cuenta que conoció a su verdugo en octubre del año pasado, fecha en la que le compró cinco vehículos a buen precio, los cuales vendió posteriormente, pero a partir del pasado 15 de abril, el hombre con varias identidades “se le perdió” con seis mil dólares que le había dado para la compra de dos carros más.

“Él vendía carros marca Kia Río del año 2000, Station Wagon o sedanes que en los autolotes andan por arriba de los cinco mil dólares, pero él me los daba a 3 mil 800 o 3 mil 700 dólares. Uno le cree porque decía que era importador directo. Los vehículos me los traía a mi casa ya con su circulación, algunas estaban a su nombre y otras a nombre de sus familiares”, aseveró Baltodano.

“Voló” de su casa

El presunto estafador habitaba en una vivienda del barrio Pedro Joaquín Chamorro, sitio en el que se le buscó, pero sólo estaba su cuñada, de nombre Jeaneth. Al preguntarle por el paradero de Fugón respondió no saberlo, luego se enojó y se introdujo a la vivienda. Algunos de los afectados manifestaron que han recibido información de que el maleante ha sido visto en los departamentos de León y en Chinandega.

Luis Manzanares, gerente de venta de la empresa importadora de vehículos Yamamoto, dijo que también fueron estafados, pero en menor magnitud. Ellos vendieron un carro por la suma de 6 mil dólares a Fugón, pero éste sólo pagó 5 mil 300. “Él no es nada, no es vendedor, no es dueño de autolote, no es nada, él llegó diciéndonos que es un ingeniero”, señaló.

Los afectados aseguran que las circulaciones mostradas por el estafador salían libres de gravamen, por lo que estima que oficiales de la Dirección de Tránsito Nacional están involucrados en la estafa.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus