•  |
  •  |
  • END

La joven Marjorie Mariela Molina Rubí, de 22 años, denunció en la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, que su cuñado, el presentador de un programa televisivo, y un ex juez, supuestamente están extorsionando a su familia pidiéndole 50 mil córdobas por la liberación del padre de la denunciante.

La denunciante dijo que su cuñado, el presentador de un programa televisivo, Stalin Vladimir, pedía 100 mil córdobas para dejar en libertad a su suegro, pero al final accedió a bajar la cuota a 50 mil.

La familia del detenido accedió a pagar el monto en varias cuotas, entregó la cantidad de 15 mil córdobas, pero no pudieron seguirle pagando al presentador, por lo que este 16 de junio don Bismarck Molina Moreira, de 48 años, fue nuevamente apresado por la Policía del Distrito Tres.

“El juez, la fiscal, los abogados y Stalin están unidos, son cómplices los tres, él sólo le dice tal cosa al Juez y la hace, él utiliza a la gente, a altos funcionarios de la Corte (Suprema de Justicia) y la Policía para que le ayuden diciendo que mi papá es un delincuente”, señaló molesta la hija de Molina.

Silencio

Buscamos la versión del presentador denunciado, pero se limitó a decir que no tenía comentarios, evadiendo preguntas incómodas.

Este reportero llamó al teléfono del Juez Octavio Rothschuh, quien juzgó a Molina, y al abogado, el ex juez Carlos Mario Peña, para conocer sus versiones del caso, pero el primero no pudo atender por encontrase realizando un juicio, y el segundo no respondió la llamada.

Marcos Carmona, Director Ejecutivo de la CPDH, dijo que estudiarán el expediente del caso para determinar si existe el tráfico de influencias, como denunció Marjorie Molina Rubí.

Agregó que visitarán las instalaciones de la tercera delegación policial para verificar el estado de salud de don Bismarck, ya que su hija ha asegurado que es precario.

El problema

Molina Rubí relató que el 4 de abril del año pasado su padre sostenía una discusión con su hermana, Masiel Molina, de 25 años, pareja del presentador, por lo que éste intervino a favor de su cónyuge y habría amenazado de muerte a su suegro.

“Vino mi papá y le dio un golpe en la ceja a Stalin y él se fue a su camioneta, y se puso a buscar un arma, entonces mi papá sacó un machete y le dañó la camioneta a Stalin, pero nunca amenazó con darle con el machete a él”, recordó Molina.

Vladimir interpuso la denuncia en la Policía del Distrito Tres por el delito de daños y tentativa de homicidio. El juicio estuvo a cargo del Juez Octavio Rothschuh, del Juzgado Séptimo de Distrito Penal de Juicio, quien encontró culpable a Molina.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus