Ernesto García
  • |
  • |
  • END

La fiscal Silvia Sánchez “cruzó espadas” con la jueza Sexto Distrito Penal de Juicio, Ingrid Lazo, a quien recusó por haberles sustituido la prisión por medidas alternas al camionero Augusto José Martínez Ramírez y al travestí Dimer Gutiérrez Navarrete, acusados por el homicidio imprudente de cinco personas.

Sánchez señala en su escrito recusatorio que la judicial no mandó a oír a la contraparte, lo que “demuestra la violación de los derechos y garantías procesales en perjuicio de las víctimas y del Ministerio Público”.

Además, la fiscal acusa a la jueza de haber liberado al camionero antes de que pagara la caución económica de 10 mil córdobas que le impuso, el pasado 28 de mayo.

Sin embargo, la jueza Lazo explicó que ella dejó firmada la orden de libertad para el camionero en horas del mediodía, y fue hasta después de la una la tarde que fue entregada a su abogada, una vez que mostró la minuta de depósito.

La abogada de Martínez pidió su excarcelación de urgencia, porque en esa fecha murió un hijo del procesado, sin embargo, la fiscal señala que el documento que llevaron para corroborar eso, es un papel simple, no es un acta de defunción.

En repuesta a los duros señalamientos hechos por la representante del Ministerio Público, la encargada de impartir justicia respondió diciendo que el incidente de recusación es “malicioso, mal intencionado y que la Fiscalía de forma caprichosa pretende atrasar el juicio”.