• |
  • |
  • END

Llorando y decepcionada de la justicia que imparten los tribunales de jurado, salieron ayer de los Juzgados de Managua, la esposa y una hija de Guillermo Arteaga Aragón, de 42 años, luego de que tres mujeres y un hombre declararon no culpable a Agner Joel Romero, uno de los tres señalados por el crimen del prestamista.

Arteaga fue ultimado de cuatro balazos la mañana del 29 de marzo pasado, cuando se dirigía a la microfinanciera “Finca” a depositar un abono de 27 mil córdobas.

El veredicto de no culpabilidad tomó por sorpresa a la fiscal Sugey Fúnez, quien considera que aportó suficientes pruebas de cargo, entre las que destaca el relato del testigo Marvin Martínez, quien aunque fue llevado a declarar al juicio por la fuerza, dijo ante los jurados que vio a Romero dispararle a la víctima.

Además, reveló que no quería llegar al juzgado porque recibió amenazas de personas supuestamente vinculadas al acusado.

Asimismo, la Fiscalía aportó el resultado del examen de residuos de pólvoras que se le practicó al reo en las manos, el cual dio positivo, pero ni ésta ni las otras pruebas vio el jurado.

En contraposición, el abogado Héctor Cárdenas aportó como prueba de descargo el testimonio de una enfermera, quien aseguró que el día del crimen ella estaba atendiendo a Romero en su casa, tras haber recibido cinco impactos de bala en otro hecho sangriento.

“No vamos a ir al otro juicio”, dijo entre sollozos Vilma Rosa Noguera, la viuda de Arteaga, quien adelantó que no declarará como ofendida el próximo lunes, cuando arranque el proceso contra Juan José Vásquez, quien junto al prófugo Franklin Orozco Amador también está señalado por el asesinato.