•   NUEVA GUINEA / RAAS  |
  •  |
  •  |
  • END

Por circunstancias desconocidas, una vivienda quedó reducida a cenizas en la comarca San Francisco, la que se ubica al suroeste de la cabecera municipal.

El siniestro ocurrió cuando Blanca Lilliam Cantillano estaba bajo investigación en la delegación policial de Nueva Guinea por la lesión grave que sufrió su ex cónyuge, Ramón Lira, el pasado domingo 27 de junio, cuando éste presuntamente llegó ebrio queriendo sacar a la dama de la casa.

El supuesto autor de las lesiones fue Eddy Centeno, quien se dio a la fuga, según explicó el comisionado Ramón de Jesús Castillo, sin embargo, el lunes 28 de junio, misteriosamente la casa de Cantillano ardió.

Por suerte, los hijos de la mujer, todos menores de edad, se encontraban en otro lugar, con su tío Manuel Hernández.

“Lo perdí todo. Mis cuatro hijos y yo estamos a la voluntad de Dios”, expresó con lágrimas Cantillano, quien calcula las pérdidas en 150 mil córdobas.

Según investigaciones policiales, el incendio de la casa tiene un trasfondo pasional, porque desde que Cantillano se separó de Lira, éste no quería que ella viviera ahí con sus hijos.

La Policía investiga el incendio, porque la afectada argumenta que los que quemaron su vivienda fueron los hijos de Lira.