•  |
  •  |
  • END

Presas por mentir a favor del acusado, terminaron la abuela y la tía materna de una niña de tres años, cuyo padre fue declarado culpable por haber mancillado a la inocente criatura.

El hecho poco común ocurrió ayer en el Juzgado Penal de Juicio de Tipitapa.

Las dos mujeres afirmaron ante el juez suplente Léster Mendoza que la vagina de la niña fue penetrada accidentalmente por su abuela materna cuando la bañaba, el pasado mes de diciembre, sin embargo, la forense Karla García fue categórica en afirmar que eso es imposible que suceda.

“Para que la niña fuese penetrada de esa manera por su abuela, tendría que haber tenido una buena puntería”, destacó la forense, por lo que la fiscal auxiliar Gioconda Gutiérrez pidió la captura de las dos mujeres, quienes de inmediato fueron llevadas a las cárceles del comando policial de Tipitapa.

Largo confinamiento

De ser encontradas culpables del delito de perjurio o falso testimonio, las dos mujeres podrían enfrentar condenas de tres a cinco años de prisión.

El reo al hacer uso del derecho a la última palabra dijo que la acusación presentada en su contra por la bisabuela de su hija, “es una “farsa”, sin embargo, el juez lo declaró culpable porque la coartada propuesta por su abogado no tiene ninguna lógica, y las pruebas aportadas por el Ministerio Público desvanecieron la presunción de inocencia.

La representación del Ministerio Público pidió que el reo declarado culpable sea condenado a 15 años de prisión por violación agravada, mientras la defensa pidió la mínima que son 12 años.