Leoncio Vanegas
  •   OCOTAL, NUEVA SEGOVIA  |
  •  |
  •  |
  • END

Pedro Joaquín Zúniga, de 40 años, murió de uno de los cinco disparos de arma corta que le propinó un desconocido, a eso de las 02:21 de la madrugada del viernes, cerca de Los Graneros de Jícaro.

Zúniga salió de casa en la comarca El Guapinolito, jurisdicción de Murra, hacia El Jícaro, desde donde saldría en compañía de su supuesto amigo, José Saturnino Lanza, de 46 años, conocido como “Sergio”, quien lo había invitado a viajar a Quilalí en una motocicleta azul.

Asesino sigue prófugo

Según los testimonios recopilados por la Policía, “Sergio” llegó a La Libertad, en El Jícaro, pero para dejar a un sujeto desconocido que era joven, flaco y de piel morena, quien llevaba la misión de ultimar a tiros a don Pedro Joaquín.

La víctima estaba sentada en la calle, cuando el desconocido se acercó a unos 50 metros y le descargó el arma.

Cuatro horas después, la Policía detuvo a “Sergio” a bordo de la motocicleta, para que responda por la supuesta autoría intelectual del crimen, cuyo móvil aún se desconoce. El sicario está prófugo.