María Mercedes Urroz
  •  |
  •  |
  • END

A pesar de que la niña Luz Clara Moreno Aguilar, de 10 años, se aferró a la vida, no logró ganarle la batalla a la muerte, porque la noche del domingo falleció en el Hospital “Fernando Vélez Paiz”, FVP, a consecuencia de trauma craneal severo.

Moreno, al igual que Jenser Hernández González, de 10 años, fueron atropelladas el viernes último, en el kilómetro 25 de la Carretera Nueva a León, cuando cruzaban la vía de sur a norte.

Vanessa de los Santos, una norteamericana, conducía el vehículo Ford, plateado, placas M 136-987, de este a oeste, cuando ocurrió el accidente de tránsito.

El capitán Marvin Mayorga, jefe de Tránsito de la Primera Delegación de Policía, del municipio de Ciudad Sandino, indicó que la conductora ya está a la orden del Ministerio Público.

Por su parte, el doctor Noel Larios, subdirector médico del Hospital “FVP”, manifestó que debido a las lesiones que sufrió la niña Luz Clara Moreno, era imposible que sobreviviera.

“La niña resultó con politraumatismo, tenía un trauma craneoencefálico, más hematoma subdural agudo, infarto cerebral, fractura de fémur, desequilibrio hidroeléctrico, además en la escala de Glaswog estaba en tres, cuando lo normal es 15”, aseguró el médico.

La escala de Glaswog mide el estado de conciencia de los pacientes que han sufrido un trauma grave. La vela de la niña fallecida se realizó en Mateare.