Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

Casi la decapita, pero lo perdona
Atónitos quedaron quienes oyeron a Mayra Isabel Espinoza pedirle al juez Décimo Distrito Penal de Audiencia de la capital, Carlos Solís, que ponga en libertad a su pareja, Hebert Pastrán Pérez, a quien acusó por haberle lanzado un hacha sobre la cabeza. “No quiero continuar con el juicio y pido que lo pongan en libertad”, dijo la mujer, quien en su denuncia explica que Pastrán comenzó a maltratarla siete años atrás, cuando ella tuvo su primer embarazo y su marido negó la paternidad de la criatura y la arrastró por toda la casa. La segunda vez que la golpeó fue en el año 2006, cuando le apretó el cuello, porque ella se negaba a decirle si le era o no infiel, según la acusación de la Fiscalía, donde rola el informe psicológico corroborando que producto de la violencia doméstica, la dama tiene una lesión psicológica grave. A pesar de que la acusadora perdonó al acusado, el juez Solís le mantuvo la prisión preventiva y le programó juicio para el próximo 12 de agosto.

Fingen ceguera para robar

Óscar Antonio García demostró que no en vano es optometrista, porque reconoció a Jorge Guillén Villalta y Dayrel Joao Vega Fong, quienes armados con un cuchillo lo intimidaron y amenazaron a la recepcionista para llevarse 12 mil córdobas de la “Óptica Pereira”, ubicada en Bolonia. El día del hecho, Guillén simuló tener problemas visuales y pidió le practicaran el examen correspondiente por el cual pagaría 80 córdobas, pero cuando el optometrista se disponía a realizarle el chequeo, el acusado se sacó de la cintura del pantalón un cuchillo con el cual lo intimidó y lo obligó a entregar sus pertenencias. Luego le exigió a la recepcionista abrir la caja fuerte del negocio, donde estaban los 12 mil córdobas. El juez Décimo Distrito Penal de Audiencia de la capital, Carlos Solís, remitió a los dos acusados para juicio por robo agravado para el próximo 5 de agosto.

Casi todos presos, menos el “pez gordo”

La Policía de Ciudad Sandino ha capturado a 10 de los 12 señalados de haber participado en el asesinato de dos jóvenes, hecho ocurrido la madrugada del pasado 17 de junio, cerca del parque de Mateare, pero aún no han arrestado a Edgard Norori Linarte, hijo de la asesora de la alcaldía de ese municipio, quien según algunos testigos, fue quien supuestamente hizo los disparos que acabaron con la vida de Julio César Ortiz y Harold Pascual Marenco. Ayer fueron llevados ante la justicia cuatro de los presuntos involucrados en el doble asesinato, entre ellos Denis Villatoro, Thawin Ramírez y Julio Cruz, además de un menor de edad que fue remitido a los tribunales para adolescentes. En el caso de los tres adultos, la audiencia inicial quedó programada para la próxima semana.