•  |
  •  |
  • END

De un impacto de escopeta en la espalda, que le perforó los pulmones, fue ultimado la noche del sábado en una de las calles del barrio Las Torres, Paul Antonio Arrechavala Morrison, de 27 años.

Las investigaciones preliminares de los agentes de la Cuarta Delegación de Policía indican que aún no está definido el móvil del homicidio, aunque las pesquisas sugieren que se trata de un enfrentamiento de pandillas o de una venganza.

“No tenemos detenidos, ni están identificados los participantes en el homicidio, las investigaciones están en proceso, estamos descartando y corroborando las informaciones”, dijo uno de los policías que investiga el crimen.

Asimismo, manifestó que al momento de la requisa al cuerpo de Arrechavala en la bolsa izquierda trasera del pantalón se le encontró una bolsa plástica con marihuana, con un peso de 1.3 gramos, y en la mano izquierda una porción de piedras de crack.

El cuerpo de Paul Antonio Arrechavala Morrison fue trasladado al Instituto de Medicina Legal.

Al ser consultado el papá del joven sobre el violento deceso de su hijo, lo único que expresó es que estaba en su casa a la hora del percance, y que no tenía nada que decir a los medios.

El hecho se registró a las 10:50 de la noche, exactamente del Edificio “Armando Guido” una cuadra al este, siete cuadras al norte, una cuadra al oeste.

En ese mismo incidente resultó lesionado en un pie Francisco Javier Hernández Rostrán, de 22 años.