•   JINOTEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Un enorme plantío de marihuana fue descubierto el fin de semana por agentes antidrogas de Policía Nacional de la comunidad de Ayapal, municipio de San José de Bocay, departamento de Jinotega, en una finca ubicada en la comarca
Sabawas número Dos.

El subcomisionado Otto Portillo, jefe del Departamento de Investigaciones de Droga en Jinotega, dijo que en la plantación fueron encontradas 6,327 plantas de Cannabis Sativa.

Las más de seis mil plantas de marihuana que medían de seis a ocho pies de altura tienen un valor superior al millón de córdobas en el mercado local, estimó el subcomisionado Portillo.

El propietario de la finca donde se cultivaba la marihuana es el productor Félix Pedro Olivera Reyes, quien tenía protegida la plantación con varas de bambú. Olivera todavía no ha sido capturado.

Al momento del allanamiento fueron aprehendidos los hermanos Leopoldo e Hipólito Blandón Mejía, de 18 y 20 años, respectivamente, quienes además son hijastros del capataz de la finca, Francisco Olivera Reyes.

A los hermanos Blandón Mejía los agentes policiales les decomisaron un revólver calibre 38 y un rifle 22 modificado, el cual utilizaban para el resguardo de la plantación de Cannabis Sativa.

La marihuana fue encontrada en dos plantíos. En el primero, a unos 400 metros de la casa hacienda, con una extensión aproximada de una manzana de tierra, donde estaban sembradas 3,789 matas de marihuana con una altura de metro y medio.

El segundo plantío se localizaba a casi mil metros del primero, y en el mismo eran cultivadas otras 2,538 plantas de marihuana, para totalizar 6,327 matas de Cannabis Sativa, explicaron las autoridades policiales.

“Caen” dos en el camino

De regreso hacía la delegación policial de Ayapal, la Policía también capturó a Douglas Tinoco Moreno, de 24 años, y a otro hombre, de quien las autoridades no revelaron su identidad.

A estos sujetos la Policía les encontró 480 gramos de marihuana, la cual cargaban en una mochila. La captura se realizó a las nueve de la mañana sobre la carretera que conduce hacía la comarca Sabawas.

Los dos capturados, supuestamente, regresaban de abastecerse de marihuana de la finca donde la Policía descubrió y destruyó las más de 6,000 plantas de la hierba.