•  |
  •  |
  • END

Tras diez días de agonía en el Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, expiró Carlos Alberto Gadea Rivas, de 46 años, quien sufrió trauma craneoencefálico al caer de un poste del tendido eléctrico.

Doña Leonor Rivas Gadea, de 84 años, comentó que pese a que su vástago andaba ebrio, fue contratado por un hombre llamado Calixto para hacer una conexión.

“Se cayó del poste de luz, él trabajaba como electricista, pero andaba tomado, no hubo precaución por parte de ninguno de los dos, y bueno... así pasan los accidentes”, reconoció doña Leonor Rivas.

Isabel Rivas dijo que los familiares de quienes contrataron a su tío Carlos los ayudaron con la alimentación de la persona que cuidaba al enfermo en el hospital.

“Se hicieron presentes a la hora que supieron que había muerto y nos han ayudado en la medida de sus posibilidades, eso lo agradecemos”, manifestó Rivas, quien aseguró que no interpondrán denuncia alguna.

La vela de Carlos Alberto Gadea se realizó en el barrio “Monseñor Lezcano”, de los semáforos de La Ceibita, una cuadra al oeste, dos cuadras al sur, y su sepelio será en el Cementerio General.