•   NUEVA GUINEA  |
  •  |
  •  |
  • END

David José Duarte, de 25 años, guardaba 12 mil córdobas debajo del colchón de su cama, pero cuando fue a buscarlos, ya no estaban. De inmediato sospechó de su empleada doméstica, Damaris Peña Téllez.

El subcomisionado Miguel Dávila manifestó que el perjudicado relató en su denuncia que en su casa, ubicada en la zona #4 de Nueva Guinea, frente al negocio conocido como Eclipse 2000, guardaba celosamente el dinero dentro de un cuaderno y bajo el colchón.

Recuerda que su empleada conversaba con la patrona en el cuarto un día antes del robo. Tras recibir la denuncia, la Policía buscó a la empleada, la detuvieron y ella confesó el delito.

La joven Damaris Peña aún tenía en su poder nueve mil córdobas, los otros tres mil ya se los había gastado.

(Colaboración)