•   JINOTEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

La Policía del municipio de San José de Bocay, departamento de Jinotega, indaga las circunstancias en que murió un hombre que fue encontrado flotando en las aguas de una quebrada.

Roberto González Díaz pasaba por la quebrada el pasado 26 de julio por la mañana, cuando vio el cadáver y alertó a la Policía, que se presentó al sitio del hallazgo con el equipo del Laboratorio de Criminalística para hacer las respectivas investigaciones.

El cuerpo estaba boca abajo, de la alcantarilla, 25 metros al sur, en el sector “C” de Ayapal. Vestía pantalón celeste, faja negra y calzaba botas de hule.

Además, presentaba varios golpes en diferentes partes del cuerpo, según confirmó la doctora Mélida Torres Rojas.

De acuerdo con el dictamen médico legal, el cuerpo también presentaba tres hematomas a nivel del omoplato izquierdo, dos en el derecho y tenía el rostro completamente desfigurado. Sobre el ojo izquierdo presentaba una herida de once centímetros y otra lesión en medio de la ceja derecha.

Torres Rojas declaró que la víctima que tenía entre 30 y 40 años, también presentaba indicios de estrangulamiento.

Los agentes policiales investigan las causas de lo ocurrido, pero no hay duda de que se trata de un acto violento.