•   SAN CARLOS/RIO SAN JUAN  |
  •  |
  •  |
  • END

Con la presencia de los delegados del Ministerio Público, la Procuraduría General de la República y el Ministerio de Gobernación, la delegación policial de Río San Juan quemó los 163 kilos de cocaína que fueron encontrados en las raíces de un árbol y en sacos abandonados en una panga en el Lago Cocibolca, precisamente en el sector del archipiélago Solentiname.

El comisionado Jardiel Arteaga, segundo jefe de la Policía del departamento, dijo que a pesar de que aún no han dado con el autor del tráfico de droga, las investigaciones continúan y en caso de descubrir al responsable, cuentan con el peritaje que reveló que la sustancia encontrada era cocaína.

Arteaga aseguró que quemaron la droga por seguridad, además destacó la labor policial contra el narcotráfico, al que le han asestado varios golpes en la ruta del Gran Lago, la cual es utilizada para el trasiego de droga.

700 kilos ardieron en la capital
En Managua también se quemaron más de 700 kilos de cocaína incautados por la Policía en abril del año 2008.

La droga fue incinerada en el polígono de tiro de la Escuela Nacional de Sargentos “Andrés Castro”, situada al occidente de Managua, por mandato del juez quinto de distrito penal de Audiencias, Julio César Arias.

La quema del cargamento cuyo valor podría andar en 17 millones y medio de dólares, se produjo al mediodía del pasado jueves 28 de julio, después de que a punta de machetazos un grupo de policías rompió cada uno de los 700 tacos de droga.

El juez Arias demandó de la Comisión Nacional de Lucha contra las Drogas, acciones inmediatas encaminadas a proveer al Poder Judicial de un incinerador “aunque sea artesanal”, para evitar que cada vez que se deba destruir droga, los participantes expongan su salud y hasta sus vidas.