•  |
  •  |
  • END

Muchas interrogantes ha dejado para la Policía del Distrito IV la muerte de Yáser Antonio Ramírez Paredes, de 28 años, quien fue encontrado en uno de los callejones del Mercado Oriental, con dos estocadas en el pecho.

Cándido Alberto Ramírez Quintanilla, padre de la víctima, denunció en la cuarta delegación policial que se dio cuenta de la muerte de su hijo, gracias a su amigo Róger Vargas.

Intentaron salvarle la vida

A las seis de la tarde del viernes le avisaron que Yáser estaba tirado en el suelo de un callejón, ubicado de donde fue la azucarera una cuadra al sur, en el Mercado Oriental.

En su denuncia, Ramírez Quintanilla relató que su hijo estaba ensangrentado y los vecinos del lugar intentaron salvarle la vida montándolo a una carretilla metálica para trasladarlo al Hospital Manolo Morales, pero el esfuerzo fue en vano, porque falleció en el trayecto.

Tenía antecedentes delictivos
El teniente Fabricio Muñoz, jefe de la Dirección de Información y Análisis de la Policía del Distrito IV, señaló que los mismos familiares de la víctima dijeron que el fallecido era una persona que tenía problemas con la ley y, hasta el día de su muerte, se presentaba a los Juzgados de Managua a firmar diariamente, estaba bajo libertad condicional.

Carlos Barberena, responsable de un grupo de jóvenes que brinda vigilancia en el Mercado Oriental, aseveró que el fallecido era conocido como una persona violenta que asaltaba armado con cuchillo y pistola.

Agregó que, aparentemente, el móvil del crimen puede ser una pasada de cuenta, mientras tanto la Policía hasta el momento dijo no tener pistas ya que desconoce quién pudo haber matado al joven.