•  |
  •  |
  • END

RIVAS
Ante la vista de taxistas y transeúntes que circulaban por el sector sur este del mercado de Rivas, dos sujetos asaltaron a las 7:10 de la mañana del viernes, al cambista Justo Carlos Sánchez Calderón, de 54 años, quien declaró que los asaltantes se le llevaron 164 mil córdobas y 400 dólares.

Según Sánchez Calderón, éste no era más que otro día de labores. Salió de su casa de habitación ubicada en el barrio Gaspar García Laviana, a las siete de la mañana, y se trasladó al mercado en un vehículo de su hijo.

Al parecer los antisociales estaban esperando que llegara a su punto de trabajo, ubicado frente a los semáforos del mercado de Rivas, ya que segundos después que bajó del vehículo, se le acercaron dos sujetos.

“Uno se me lanzó a quitarme el bolso con el dinero, mientras el otro me apuntó con una pistola y como me resistí a que me quitaran el bolso, el de la pistola me golpeó en la cabeza con la cacha del arma y me amenazó con matarme. Entonces les aflojé el bolso y huyeron”, relató.

El cambista rivense reveló que los asaltantes se movilizaban en dos motos, conducidas por sus cómplices y aseguró que a la hora del forcejeo con el delincuente nadie intervino, pese a que había varios taxistas que pudieron seguirlos y la gente que pasaba por el lugar pudo hacer algo. Todos se quedaron únicamente como espectadores, por el temor a también ser agredidos.

Añadió que el dinero robado era propio y ésta es la tercera ocasión que lo asaltan. Recordó que hace once años le robaron a 100 metros de su casa 15 mil dólares, cuando se dirigía temprano al mercado y hace tres años, en horas de la tarde, lo despojaron en ese mismo centro comercial de 3 mil 320 dólares.

Con este atraco, ya son cuatro los cambistas que han sido asaltados este año en Rivas. El primero fue Ramiro Balmaceda Matamoros, a quien a finales de febrero lo atracaron en el barrio Cristo Rey, cuando se dirigía a su casa ubicada en dicho barrio. En mayo, a 200 metros de donde ocurrió este asalto, el turno le correspondió a la cambista Elizabeth Patricia Solís Pastrano, a quien tras intimidarla junto, a sus tres hijas y a su yerno, en su propia casa le exigieron que entregara los 4 mil dólares, 170 mil colones y 6 mil 500 córdobas, que tenía en su hogar.

A inicios de julio, el cambista Orlando Antonio Villarreal Baldelomar, de 61 años, recibió tres impactos de bala que los delincuentes le propinaron cuando ingresaba a su casa en Potosí. El objetivo era despojarlo de 16 mil córdobas.