Róger Olivas
  •   CHICHIGALPA, CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Un niño de diez años originario del municipio de Chichigalpa fue salvajemente violado por un tío y por el padrastro de su madre, quienes lo sometieron a orgias sexuales.

Varios exámenes y el dictamen de un forense determinaron que el menor fue mancillado por la pareja de aberrados que gozaban del sufrimiento de su víctima, que es atendida psicológicamente.

La comisionada Gloria Aguirre Quiñones, jefa interina de la Policía de Chichigalpa, confirmó la detención de los sospechosos, Víctor Manuel Olivas Pozo, de 18 años, y Faustino Amador Pozo, de 45, quienes se encuentran en las celdas preventivas de la Policía de Chinandega.

Exigen justicia

Añadió que ambos fueron remitidos a la Fiscalía departamental el 29 de julio del corriente año, por la presunta coautoria de los delitos de violación agravada y abuso sexual, y se espera que el juzgado de audiencias correspondiente dicte prisión preventiva, porque hay suficientes pruebas que incriminan a los capturados, quienes según la jefa policial cometían los abusos desde hace dos años.

Pobladores de la comarca donde habita el pequeño exigieron justicia para sentar un precedente en este tipo de casos que afectan a la niñez.

La jefa policial dijo que generalmente en este tipo de casos, víctimas y victimarios son del mismo círculo familiar, lo que crea miedo a la hora de entablar las denuncias ante la Policía Nacional.

Llamado

“Llamo a los familiares de las víctimas, principalmente a padres de familia, a que vigilen a sus niños para que no sean víctimas de abusos sexuales, y si eso ocurre, que denuncien cuanto antes”, expresó la comisionada Aguirre, quien hace una semana asumió la jefatura de Chichigalpa.

El llamado tuvo eco, porque la madre de una joven de 17 años denunció que ésta era violada desde hace cuatro años por su hijastro, quien se encuentra detenido en las celdas preventivas de la Policía de Chinandega.

La adolescente huyó de su vivienda, ubicada en una comarca del municipio de Chinandega, debido a los abusos sexuales de su hermanastro, Carlos Luis Betanco Chévez, de 21 años.