Jessie Ampié
  •  |
  •  |
  • END

Entrometerse en un pleito ajeno le costó la vida a Cristhian Antonio Cárdenas Sánchez, de 23 años, quien al calor de los tragos no soportó que un transportista peleara con un amigo suyo por una carrera de motos, lo siguió con un machete, pero el perseguido sacó una pistola y lo fulminó de un balazo.

El hecho se produjo a las tres de la mañana del domingo pasado, en la gasolinera Petronic del municipio de San Rafael del Sur, donde un grupo de hombres, incluyendo víctima y victimario, ingerían licor.

Según el comisionado José Emilio Sandoval, jefe del Distrito Siete de Policía, la víctima andaba en una motocicleta en compañía de un amigo --el cual no ha sido identificado-- tomando licor en varios lugares, pero llegaron a la gasolinera a las dos de la madrugada.

José Alexander Romero Sánchez, de 35 años, andaba en una camioneta Toyota doble cabina que tenía parqueada a unos diez metros de la gasolinera.

Lo traspasó de lado a lado

Debido al estado de ebriedad, Romero comenzó una acalorada discusión con el amigo de Cárdenas, quien lo estaba retando a una carrera de motos para demostrar cuál automotor era el más rápido.

En medio de la discusión, Cárdenas tomó un machete y sin mediar palabra empezó a perseguir a Romero, quien se fue a su camioneta a sacar una pistola calibre 9 milímetros, golpeó a Cristhian Antonio y luego le disparó dos veces.

El dictamen del médico forense indica que la bala que le quitó la vida a Cárdenas lo traspasó de lado a lado: ingresó por la tetilla izquierda y salió en el costado derecho, perforando ambos pulmones, le que causó una severa hemorragia interna.

“Fue una discusión tonta porque Romero no andaba en moto, sino en camioneta, pero debido al estado de ebriedad, ninguno se percató de ello. Inicialmente el autor se dio a la fuga, pero una hora después se presentó a la Policía para entregarse”, afirmó el comisionado Sandoval.