•   Al Día / COSTA RICA  |
  •  |
  •  |
  • END

José Hernández, conductor de autobús de servicios especiales, el lunes salió de su casa a las 5 a.m. con rumbo a San José, para recoger a 30 empleados de la empresa Empaques Santa Ana, cuando al pasar por la iglesia La Merced, recibió una llamada en su celular.

Una persona, cuya identidad no trascendió, le pedía que regresara a la calle La Chispa en Pozos de Santa Ana, de donde 20 minutos antes había salido. Allí se encontraba una persona gravemente herida, porque, presuntamente, él la habría atropellado.

Al llegar, en el suelo yacía el cuerpo del mecánico de carruseles José de Jesús Silva, de 40 años, con una marca de llanta en el centro de la espalda.

Ariel González, compañero de Silva, recordó que el domingo en la noche, a eso de las 10 p.m., él salió del trabajo sin rumbo conocido y no fue sino hasta la madrugada del lunes que supieron que estaba muerto.

Once años fuera del hogar

González narró que Silva le había contado que era de León, Nicaragua. “Él se vino de allá hace 11 años para trabajar y enviar dinero a sus dos hijos”, dijo.

También contó que Silva trabajó en dos ocasiones para la empresa “No Stop”, que tiene varios carruseles y juegos mecánicos en el centro de Santa Ana, donde se celebran las fiestas patronales en el parque.

Bryan Martínez, otro compañero, relató que Silva tenía una novia que vive en el centro de San José. “Ella lo celaba porque en este trabajo se conoce a muchas mujeres y hay mucha fiesta”, narró Martínez.

Según el compañero, la primera vez que Silva trabajó en la empresa estuvo 12 meses; “de eso hace ya ocho años”. Su colega relató que hace unos meses volvió después de terminar con la relación.

Extraño

El oficial de Tránsito, Alfredo Guzmán, dijo que el autobús estaba estacionado a un lado de la vía, sobre el espaldón de la carretera.

Arturo Angulo, un vecino, dijo que hace meses el señor estaciona el bus en la calle, porque vive cerca. “Siempre sale temprano para recoger trabajadores en San José”.

El hombre fallecido deja dos hijos que viven de su salario en León, Nicaragua.

Testigos del incidente no se explican cómo el hombre se durmió debajo del bus.

Otros medios de comunicación costarricenses informaron que la víctima habría fallecido a consecuencia de golpes y tubazos, y que fue lanzada de un vehículo en el sitio donde fue encontrada, para simular un accidente, pero será hasta que se conozca el dictamen que se sabrá cómo falleció el nicaragüense.