•  |
  •  |
  • END

El dictamen preliminar del Instituto de Medicina Legal indica que Alba Luz Martínez Rostrán, de 40 años, falleció por asfixia mecánica, aunque la Policía esperará el informe final y los resultados de las pesquisas para dar a conocer más detalles del crimen.

La dama fue encontrada muerta el lunes, debajo del comedor de su casa, en estado de descomposición. Quien la halló fue su padre, José Dolores Martínez.

Don José llegó a la casa de su hija en el barrio “Jorge Cassalli”, para su acostumbrada visita semanal. Como no contestó a su llamado, ingresó a la vivienda y se encontró con el cuerpo.

Julio César Berríos, de 45 años, quien mantenía una relación informal de pareja con doña Alba Luz, comentó que el jueves último la vio con vida.

Varios vecinos comentaron que el mal olor comenzó a sentirse desde el domingo por la noche. Pensaron que se trataba de la basura acumulada el fin de semana o la quema de una llanta.

“La verdad es que este lugar siempre ha sido peligroso. Aquí a plena luz del día te asaltan. En esa esquina hay una cueva de ladrones y no es extraño pensar que pudieron haberle hecho algo, porque esos chavalos se le robaban los mangos”, dijo una vecina que no quiso dar su nombre por temor a represalias.

Otros vecinos dijeron que doña Martínez era una mujer solitaria que no se metía con nadie, porque tenía “un carácter especial”.

Extraoficialmente se conoció que la Policía tiene a varios sospechosos, porque hay delincuentes que viven cerca de la casa de la occisa, quien no era amiga de sus vecinos.