•  |
  •  |
  • END

Un menor aún no identificado perdió la vida la tarde de ayer en las aguas del Lago Xolotlán, cuando en compañía de otro jovencito se daba un chapuzón.

El infortunado, de unos 14 años, fue encontrado por uno de los guardas de seguridad de la Empresa Nacional de Alimentos Básicos, Enabás, quien observó cuando los dos muchachitos se sumergieron en las aguas, pero uno de ellos no salió.

“Uno de ellos es de la Quinta Nina, pero el chavalito que se ahogó era primera vez que lo miraba (por aquí), el otro chavalo quiso salvarlo, pero esa poza es bien honda. Se fue después del susto, pero nos dijo que el muchachito era de Rubenia y que estaba de vacaciones en la casa de un tío”, afirmó el guarda de seguridad, quien prefirió no dar su nombre.

Cadáver estaba a diez metros

Por su parte, Herminio López, socorrista de la Cruz Roja Nicaragüense, señaló que llegaron al lugar de los hechos, pero ya no había nada que hacer, así que se limitaron a rescatar el cuerpo que estaba a unos diez metros de los muros que rodean Enabás.

“Cuando llegamos constatamos que el menor ya tenía unas dos horas de haber fallecido, pero por la inaccesibilidad del lugar, nadie lo había sacado”, añadió López.

Otro trabajador de Enabás refirió que la poza es un lugar muy visitado por jóvenes del barrio Quinta Nina, quienes llegan a esperar que el intenso oleaje saque objetos como botellas, las cuales recogen para su venta.

Asimismo, señaló que la poza se forma en parte con agua del lago y el resto con las corrientes pluviales. Cuando llueve, la corriente es intensa y pese al peligro, los jóvenes permanecen en el lugar.