•  |
  •  |
  • END

La Policía Nacional le dio de baja deshonrosa al suboficial de apellido Lechado, de 47 años, quien laboraba en Plaza El Sol, por ser el presunto autor de una violación.

La comisionada mayor Vilma Reyes, jefa de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, indicó que una mujer de 22 años que se gana la vida como trabajadora del sexo, interpuso la denuncia.

Los hechos ocurrieron en el barrio “Hugo Chávez”, de la entrada principal, 11 andenes al norte, a las 12:35 de la medianoche del jueves 5 de agosto.

“El suboficial estaba en estado de ebriedad. La información señala que pidió los servicios de la muchacha, la agredió físicamente, la abusó y amenazó con la pistola, una Astra 9 milímetros, de reglamento. La Policía llegó inmediatamente, lo capturó y trasladó a la estación correspondiente”, aseguró la comisionada mayor Reyes.

Asimismo, indicó que la División de Asuntos Internos inmediatamente comenzó las investigaciones, confirmaron los hechos y se procedió a darle de baja expedita para ponerlo a la orden de las autoridades competentes y que enfrente los cargos.

¿Y el procedimiento?

“La Policía no permite actos de ese tipo en sus filas. Se actuó inmediatamente que se conoció, se conformó la comisión, se le dio de baja y se le está haciendo su trámite para remitirlo a las autoridades competentes”, reiteró la comisionada mayor Reyes.

Normalmente, cuando hay una denuncia fundamentada sobre un hecho delictivo, el policía denunciado es suspendido en su cargo y puesto a la orden del Ministerio Público. Hasta que existe una sentencia de culpabilidad, el uniformado es expulsado de la Policía.

El presente caso sigue en investigación, pero el suboficial ya está expulsado de las fuerzas del orden.

Cuando se le preguntó a la comisionada Reyes por qué no se siguió el procedimiento, explicó que en los casos en los que la investigación y la evidencia arrojan que hubo un delito, se procede a la baja expedita.