Moisés Centeno
  •   LAS MINAS, RAAN  |
  •  |
  •  |
  • END

Con un embarazo de seis meses, Johana Pravia Martínez, de 24 años, se privó de la vida con un balazo que le partió el pecho izquierdo.

El lamentable suceso ocurrió a la 1:30 de la tarde del lunes último, en la habitación matrimonial de la casa de la occisa, ubicada contiguo al bar “Río Escondido”, que su esposo, Manuel Alfonso.
 
Loáisiga Arancibia, de 37 años, administraba en el barrio “Rubén Darío”, en el Municipio de Bonanza, en el Caribe Norte de nuestro país.

La investigación policial señala que la víctima estaba sumamente deprimida, se encerró en su cuarto, minutos después se escuchó un disparo, Manuel Loáisiga forzó la puerta de la habitación y al entrar encontró a su esposa en un charco de sangre y con el pecho perforado, pero viva aún.

En estado agónico la trasladó al centro de salud de la localidad, pero en el trayecto expiró, según el informe de la Policía de Bonanza.

Al lado del cadáver se encontró el arma, una escopeta calibre 12 de 4 proyectiles, con un cartucho percutado.

Un dato importante que quizás ayudaría a determinar los aparentes motivos por los cuales Johana Pravia Martínez se quitó la vida, es que estando embarazada fue violada salvajemente, hace dos meses, por un sujeto identificado como Álvaro Álvarez Genaro, de 22 años, quien penetró a la vivienda, golpeó a la víctima y sació sus instintos sexuales.

El hombre está preso en Siuna e iba a ser enjuiciado el pasado martes 3 de agosto, sin embargo, la vista se reprogramó para posterior fecha.