• |
  • |
  • END

Como una verdadera tragedia calificó don Jorge René Estrada, de 35 años, la muerte de su hijo mayor de 14 años, también llamado Jorge René Estrada, quien pereció ahogado en la pileta que tienen en el patio de la casa, en El Crucero.

El señor Estrada recordó que el sábado salió rumbo a su trabajo mientras sus tres hijos se quedaban en la casa, incluyendo al niño de 14 años, quien se fue donde sus vecinos a prestar un balde para sacar agua de la pileta que tiene unos cuatro metros de profundidad.

“La verdad, no sé cómo ocurrió todo, pues al regresar como a las cinco de la tarde, me dijo mi mujer que Jorge no estaba, y fue cuando comenzamos a buscarlo por todas partes, fuimos donde los amigos y nadie sabía nada de él”, relató el señor Estrada.

Estrada explicó que no se le ocurrió buscar primero en la pileta, hasta que su hija le dijo que en la pila estaba una chinela de Jorge y el balde que fue a prestar para sacar agua.


No hubo autopsia
“Fue entonces que lo sacamos, pero ya no hubo nada que hacer”, reiteró el señor Estrada.

Agentes de la Guardia Operativa de la Tercera Delegación se presentaron a la vivienda de los Estrada para realizar las investigaciones correspondientes, y aunque en un primer momento los familiares del difunto no querían que se averiguara nada, luego accedieron.

Sin embargo, cuando los funcionarios del Instituto de Medicina Legal llegaron a la vivienda donde ocurrió la tragedia, en el kilómetro 26 de la Carretera Sur, los familiares de Jorge Estrada hijo, no permitieron que su cuerpo fuera trasladado para realizarle la debida autopsia.

La vela se realizó ayer en el barrio Las Conchitas, en el municipio de El Crucero.