• |
  • |
  • END

El juez Séptimo Distrito Penal de Juicio de la capital, Octavio Rothschuh, “tronó” contra las autoridades de la Estación Tres de Policía, porque supuestamente están protegiendo a Jorge José Morales, de 43 años, apodado “Juan Gabriel”, “Payaso Chunchito” y “Tío Conejo”.

Morales está acusado de haber ultimado en distintas fechas a los jóvenes Erick Ortiz Hernández y José Rafael Sánchez.

El judicial reiniciará el juicio contra Morales el próximo 24 de agosto, porque sin causa justificada la Policía no llevó al reo a la última audiencia del juicio que se le seguía por el homicidio de Ortiz.

“Nunca antes había visto que un reo tuviera tanta autoridad y se impusiera”, subrayó el judicial, quien señaló que la Policía está obstaculizando la administración de justicia.

El juez Rothschuh manifestó que ha enviado ocho oficios a las autoridades policiales para que remitan a Morales a la Cárcel Modelo de Tipitapa, adonde son llevados todos los reos a los cuales se les impone la prisión preventiva después de la audiencia inicial, pero los mismos han sido desacatados.

Además, el judicial ordenó al jefe de ese distrito policial, comisionado Francisco Vanegas, investigar a los funcionarios responsables de no haber presentado para la vista oral al “Payaso Chunchito”.

El abogado Jacinto Miranda, defensor de Morales, dijo al juez que la ausencia de su representado se debía a que la noche del jueves éste fue trasladado de forma sorpresiva a la Dirección de Auxilio Judicial Nacional, DAJ.

Los familiares de las víctimas han denunciado que el “Payaso Chunchito” era hasta antes de su supuesto traslado a la DAJ, el jefe de los presos en la celda 2 de la Tercera Sección de Policía, y que recibía visitas de sus familiares a cualquier hora del día.