Ernesto García
  • |
  • |
  • END
Prisión por martirizar a mujer policía
A diez días de confinamiento preventivo fue conminado José Isaac Vado, quien está acusado de violencia intrafamiliar contra su pareja, la oficial de Policía Arlen Mendoza López, a quien aparentemente agredió física y verbalmente por años.

Vado fue capturado por la Policía el pasado 4 de agosto, en plena vía pública, cuando Mendoza pidió auxilio al subcomisionado Juan Valle Valle, debido a que el imputado la agredía por enésima vez en público.

Los maltratos contra Mendoza iniciaron dos semanas después de iniciada la relación de pareja hace cuatro años. Vado comenzó a gritarle que ella era una prostituta y que todos los patrulleros eran sus amantes. La audiencia inicial para el hombre violento se realizará el próximo 16 de agosto a las 9:40 a.m.

Nueve años de mancillamiento
El próximo 10 de septiembre, un juez decidirá sobre la culpabilidad o no culpabilidad de Norlan Mena Díaz, acusado de haber abusado sexualmente de su hijastra durante nueve años. Así lo determinó la jueza Cuarto Distrito Penal de Audiencia, Martha Lorena Martínez, quien impuso a Mena la prisión preventiva.

Los abusos contra quien ahora es una joven de 17 años, comenzaron en 2001, cuando Mena entró al baño donde la entonces niña de siete años se duchaba y la manoseó. Luego, cuando la víctima tenía 14 años, la violó, según la acusación presentada por la Fiscalía.

Mena fue capturado hace tres días por la Policía en un barrio del Distrito Tres de la capital, luego que anduvo huyendo durante varios meses.

Benevolencia con ebria que se fugó
July Flor Kulke Núñez fue tratada con benevolencia por la jueza suplente Mercedes Rocha, quien la benefició con el arresto domiciliar, pese a que está señalada de haber causado la muerte de Brenda Urbina Rizo, quien viajaba como pasajera en una motocicleta conducida por Elder José Cano Leiva, vehículo que la imputada embistió con la camioneta Toyota, RAV4, placas MT0753, según la acusación.

El Ministerio Público respaldó el cargo de homicidio imprudente contra Kulke, con un examen de alcoholemia que indica que la joven, de 20 años, conducía ebria el pasado 2 de agosto, cuando se produjo la tragedia en el kilómetro 13.7 de la Carretera Managua- Masaya.

Por el estado de ebriedad en que manejaba la acusada, no se percató de lo que había hecho hasta 300 metros adelante, cuando detuvo su marcha porque el vehículo se le apagó, agrega la acusación.