•  |
  •  |
  • END

El licor y el exceso de velocidad se conjugaron la noche del lunes y la madrugada del martes para acabar con las vidas, en accidentes de tránsito, de dos personas en Managua y Tipitapa, confirmaron las autoridades policiales.

En el kilómetro 34 de la carretera San Benito-Las Canoas, Máximo González Mena, quien conducía un taxi a exceso de velocidad y en estado de ebriedad, se salió de la vía y arrolló al ciclista Hilario Rafael Rodríguez, de 49 años.

El accidente ocurrió a eso de las siete de la noche del lunes, y la víctima, que era originaria de Estelí, pereció horas más tarde en un hospital capitalino adonde llegó en estado agónico.

El subcomisionado Ezequiel Elis Rubio, jefe de la Policía de Tránsito en Tipitapa, señaló que el conductor homicida circulaba de este a oeste, y el ciclista estaba estacionado en la misma dirección, pero a un lado de la vía.

Desde el 1 de enero a la fecha se contabilizan 51 personas fallecidas por accidentes de tránsito en Tipitapa, cifra que mantiene preocupadas a las autoridades policiales.

Iba ebrio

“No nos cansamos de decirles a los conductores que si toman, no manejen; pero si manejan, que no tomen, porque en su casa hay seres queridos que los esperan, sin embargo, hay un problema de actitud”, subrayó Elis Rubio.

Por otro lado, después de tres horas de agonía en el Hospital “Roberto Calderón”, se rindió ante la muerte el motociclista Walter Yamil Ruiz Sierra, de 30 años, quien a eso de las dos de la madrugada de ayer, 10 de agosto, sufrió un accidente en la autopista “Jean Paul Genie”.

Alberto Ruiz confirmó que su hijo sufrió el accidente cuando competía con otros amigos en una carrera de motocicletas en la pista antes mencionada.

Las autoridades de Tránsito de la V Sección de Policía informaron que la causa del accidente fue el exceso de velocidad y el estado de ebriedad por parte del motociclista, quien se ganaba la vida como agente vendedor.