• |
  • |
  • END

Dos muertes violentas se registraron en los Distritos Seis y Cinco de la capital este fin de semana, teniendo ambos crímenes como común denominador la saña con que fueron ejecutados, porque la primera víctima recibió 30 estocadas, mientras que la segunda fue baleada.

La primera víctima fue identificada como Miguel Ángel García Orozco, de 26 años, quien recibió 30 puñaladas y un golpe en la cabeza con un adoquín, confirmó su mamá, Ángela Orozco, habitante del barrio “Enrique Gutiérrez”.

Recordó que hace como cuatro años, el muchacho anduvo “en malos caminos”, pero ahora trabajaba como operario en la Zona Franca, esperando ansioso la llegada de bebé que desde hace tres meses lleva en el vientre su compañera de vida.

El móvil del crimen, aparentemente, fueron rencillas personales de vieja data.

Los agentes de la Quinta Delegación de Policía tipificaron el caso como asesinato, por la saña que hubo, y están trabajando para capturar a los hechores.


El baleado
La segunda victima de la violencia es José Emmanuel Blandón Harley, de 19 años, quien pereció en la sala de emergencia del Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, este domingo, a consecuencia de un impacto de bala que le penetró por la sien derecha y se alojó en la región occipital izquierda, lo que le produjo daños en dos hemisferios del cerebro.

A Blandón Harley le dispararon cuando iba de regreso a su casa en Las Américas Dos, tras haber participado en una fiesta donde su abuelita, explicó el subcomisionado Leonidas Roque, jefe de Auxilio Judicial de la Sexta Delegación de Policía.

“El cuerpo del muchacho presenta un disparo por arma de fuego y golpes en todo el cuerpo, los cuales le fueron propinados con objetos contundentes, pero estamos esperando el dictamen preliminar que emita el Instituto de Medicinal Legal”, dijo el subcomisionado Roque.

Los investigadores de la Policía continúan las pesquisas para dar con el paradero de los presuntos delincuentes que acabaron con la vida de José Emmanuel, aparentemente por rencillas personales.


Dos veces amenazado
Según los familiares de Blandón, hace como un mes, varios delincuentes de la pandilla denominada “Calle 8” llegaron hasta la vivienda del infortunado para amenazarlo y apedrearle la casa, provocando daños en la propiedad y en el mismo José Emmanuel, porque fue impactado por una de las rocas que traspasó el techo de nicalit.

“Anteayer (el viernes), estábamos sentado aquí en el porche y vinieron a amenazar de que lo iban a matar. Él no salía ni se metía con nadie, por puro gusto lo mataron”, dijo uno de los amigos de la víctima, quien prefirió el anonimato por temor a represalias de los pandilleros.

Otra vecina dijo que los miembros de la pandilla de “Calle 8”, son muchachitos de entre 15 y 17 años, pero dañinos. “Son asesinos a sueldo, por maldad matan, los tienen engañados”, acotó.

Blandón Harley era el mayor de los cinco hijos de la señora Sulma Carolina Harley, de 38 años, quien esperaba que su hijo se bachillerara este año, dado que estaba en su quinto año en la Prepa de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua.