•  |
  •  |
  • END

Clavándole cuatro veces un puñal Bayardo Antonio Ruiz Hernández, de 47 años, acabó con la existencia de su esposa, Guadalupe del Socorro Pineda, de 35.

La mujer obrera recibió las estocadas en la mano y brazo izquierdo, axila derecha y el tórax, que le perforó el corazón, según el dictamen médico.

El crimen fue el final de una historia de violencia intrafamiliar que se extendió durante tres años y que mantenía separada a la pareja desde hace varios meses, indicaron las autoridades policiales
De las cuatro estocadas que recibió la víctima una fue defensiva, refiere el informe del forense. El crimen fue perpetrado en presencia de las hermanas menores de Pineda.

La buscó para matarla

La dama procreó tres hijos con su verdugo y se había trasladado a vivir a la casa de su madre por el maltrato que recibía por parte de Ruiz.

El hecho sangriento sucedió la noche del martes en el barrio “Camilo II”, de la ferretería Reynaldo Hernández, una y media cuadra al este, en la ciudad de Estelí.

Una hermana menor de Pineda intentó impedir la agresión, pero el criminal también amenazó con matarla y por ello no pudo hacer nada por defender a su consanguínea
El parricida, luego de cometer el hecho sangriento, huyó de la escena del crimen y horas más tarde se entregó a las autoridades policiales.

Los problemas entre la pareja se agudizaron en los últimos meses porque el parricida se había dedicado a tomar licor, aseguraron los parientes de la mujer asesinada.

El hermano de la víctima, el ex oficial de la Policía, Absalón Pineda, dijo que esta acción fue un asesinato atroz ya que el autor se presentó a la casa de la mamá de la víctima y luego de una ligera discusión le asestó las puñaladas.

Meyling Gutiérrez, promotora del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh filial Estelí, señaló que ésta es una campanada de alerta para las mujeres que sufren de violencia intrafamiliar.

Vecinos y familiares de la víctima exigieron de las autoridades competentes un ejemplar castigo en contra del sanguinario.

El teniente David Lazo Valle, portavoz de la Policía esteliana, señaló que mediante entrevistas realizadas conocieron que la víctima sufría violencia intrafamiliar desde hacía tres años pero no había interpuesto denuncia en la Comisaría de la Mujer y Niñez.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus