Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

Violación agravada y explotación sexual son los delitos que le imputa la Fiscalía al ex policía Júnior Rodríguez Vado, en la acusación que ayer miércoles presentó en el Juzgado Tercero Distrito Penal de Audiencia de Managua.

Ésta es la segunda acusación que en tres semanas presenta el Ministerio Público contra Rodríguez, quien presuntamente violó a varios menores de edad en un barrio de Ciudad Sandino.

La primera acusación donde se le señala de haber violado a un niño de 12 años la jueza Cuarto Distrito Penal de Audiencia de la capital, Martha Lorena Martínez, sentenció a Rodríguez con la prisión preventiva y remitió a juicio para el próximo mes de septiembre.

Violado y explotado

La fiscal auxiliar Alicia Solís explicó que la nueva acusación contra el presunto pedófilo es por violación en perjuicio de cuatro niños, quienes al ser abusados, entre noviembre del año 2009 y junio del año en curso, tenían entre 10 y 12 años.

Entre los niños mancillados están dos hermanos y uno de ellos era explotado sexualmente, pues Rodríguez lo ocupaba como “anzuelo” para atraer a los otros infantes, subrayó Solís.

Las violaciones de estos menores tuvieron como escenario un predio montoso cercano al vertedero de basura en Ciudad Sandino y la casa del niño que además de ser violado era explotado con fines sexuales.

Solís dijo que la Fiscalía continúa documentando al menos dos acusaciones más contra el presunto violador en serie en perjuicio de otros cuatro niños con los que totalizaría nueve víctimas.

Secuestro a niño en Puerto Cabeza
Júnior Rodríguez intimidaba a las víctimas diciéndoles que si lo delataban los mataría y les sacaría los órganos, como supuestamente hizo con un niño a quien secuestró hace dos años en Puerto Cabeza.

Por este ilícito Rodríguez fue dado de baja de la Policía, reveló una fuente vinculada a las investigaciones y el caso está en poder de la Fiscalía en Puerto Cabeza, aseguró el informante.

El menor que Rodríguez se trajo de Puerto Cabeza a la capital permanece en un hogar de protección a menores de edad, confirmó la misma fuente que demandó no fuera revelada su identidad.