• |
  • |
  • END

LAS MINAS, RAAN

Un salvaje crimen fue perpetrado contra una desconocida de unos 19 años, a quien después de violar, la masacraron a golpes y la estrangularon, y como estaba desnuda la cubrieron completamente con alambres de púas.

Pero como si esto fuera poco, le ataron una piedra de por lo menos 40 libras, para luego lanzarla al río Wiliquito de la comunidad del mismo nombre, en Mulukukú, municipio de la Región Autónoma del Atlántico Norte.

Todo parece indicar que la piedra sujetada en la parte frontal del cuerpo de la infortunada, posiblemente se desprendió al impactar contra varias rocas en el fondo del río, por lo que el cadáver salió a flote la mañana de ayer.

Varios comunitarios divisaron el cuerpo y dieron aviso a la Policía de Mulukukú.


Es el quinto “feminicidio”

El cuerpo presentaba desgarros, y no se podía reconocer por los múltiples agujeros que le dejó el alambre de púas, material que en el campo es utilizado de manera exclusiva para cercar propiedades.

La joven víctima es de tez morena clara, mide 5.2 pies de estatura, su pelo es liso y le llega hasta los hombros.

El jefe policial en Mulukukú, capitán Jaime Chavarría Velásquez, dijo a EL NUEVO DIARIO que hasta ayer la infortunada no había sido reconocida por una multitud de personas que se aglomeró en el sitio del hallazgo.

Tampoco el autor o los autores de este atroz crimen han sido identificados.

El capitán Chavarría pidió a la población de este municipio y de otros, que informe a la Policía si tienen un familiar desaparecido.

En Mulukukú, cinco mujeres menores de 30 años han sido asesinadas de forma similar en últimos tres años. Ninguna persona ha sido condenada por ello.