•  |
  •  |
  • END

Portando entre las manos un ejemplar de bolsillo de la Biblia y llorando a ratos Miguel Martín Romero Payán, dijo estar arrepentido de haber causado la muerte de su mamá, Haydée del Carmen Payán Vallecillo.

Tratando de justificarse, el reo, a quien la Fiscalía le imputa la presunta autoría del delito de parricidio aseguró que no sólo él tiró piedras la noche del 10 agosto en el incidente donde pereció su progenitora al recibir una pedrada en la sien izquierda.

¿Qué hijo va a querer matar a su madre?, se preguntó en voz alta Payán, quien se percató de la muerte de su madre hasta el pasado jueves, cuando se lo informaron agentes de la Estación Cinco de Policía.

En declaraciones a los periodistas, luego de que el juez Séptimo Distrito Penal de Audiencia de Managua, Abelardo Alvir Ramos, le impuso la prisión preventiva, Payán confesó que intentó suicidarse en las celdas de la V Sección de Policía, luego de que supuestamente sus hermanos llegaron a visitarlo y le confirmaron la desgracia que causó.

Amenaza cumplida

Como en la canción “El Hijo Desobediente”, del desaparecido cantautor mexicano Antonio Aguiar, que la letra dice: “No me toque aquí mi padre que estoy más bravo que un león, no vaya sacar mi espada le traspase el corazón”, Payán amenazó a su madre con matarla.

Así lo refiere la acusación presentada por la Fiscalía contra Payán, pues en la relación de los hechos se menciona que cuando la víctima trató de impedir que el imputado siguiera lanzando piedras contra la casa de un vecino éste le dijo: “Sí me tocás te mató”.

Sin embargo, Payán ahora dice no acordarse haber amenazado a su mamá por el estado de ebriedad en que se encontraba al momento que lanzó piedras contra su padrastro, pero que para desgracia de él y toda su familia impactó en la humanidad de su progenitora.

La audiencia inicial para el presunto parricida fue programada para el próximo 20 de agosto. El joven estará asistido por un defensor público.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus