Ingrid Duarte
  •   GRANADA  |
  •  |
  •  |
  • END

Acercarse a ver la corriente del cauce le costó la vida a la niña Ligia de los Ángeles Morales Martínez, de 7 años, quien fue arrastrada por el agua la tarde del jueves mientras se encontraba al cuidado de su hermano en la comunidad rural “El Arroyo” del municipio de Diriá, en Granada.

Los miembros de la Asociación Civil de Bomberos Voluntarios de la filial Granada, informaron que la niña habitaba con su mamá, María Magdalena Martínez, y con su hermano mayor, Maykel Giovanni, quienes no pudieron evitar la tragedia.

“Eso ocurrió a las cuatro de la tarde, pero la llamada de auxilio la recibimos hasta en la noche, sin embrago, el cuerpo lo encontraron los mismos vecinos a las nueve de la noche”, expresó el oficial Raymundo Rocha.  
Los bomberos confirmaron que la pequeña --que padecía síndrome de Down--murió por sumersión, y que su cuerpo fue localizado a unos tres kilómetros de donde desapareció.

A inicios de esta semana un deceso similar se produjo en Malacatoya, pero los voluntarios no dieron detalles.