•  |
  •  |
  • END

500 bombas artesanales fueron incautadas ayer por la Policía, a Roberto José Silva Orozco, de 25 años, cuando viajaba a bordo de un autobús de transporte colectivo hacia el balneario de Jiquilillo. El leonés confesó que pretendía vender los explosivos a 15 córdobas cada uno entre los pescadores artesanales, pero era su primera vez en el negocio, al que entró “por necesidad de trabajo”.