•  |
  •  |
  • END

De tres estocadas y un “tenamastazo” en la cabeza perdió la vida un joven de 23 años que aún no ha sido identificado.

El crimen se produjo a las 7 de la noche del domingo en la Zona Ocho de Ciudad Sandino, cuando la víctima huía de tres sujetos que lo iban persiguiendo desde la barrera de
toros.

Glenda Jarquín señaló que el muchacho ingresó a la casa que ella alquila en busca de refugio, trató de salir por la puerta trasera, pero estaba “trancada”, momento en el que los asesinos, que también invadieron la propiedad ajena, lo alcanzaron, tomaron un cuchillo que estaba en una mesa y lo fulminaron de tres estocadas, dos en el abdomen y una en el cuello.

Seguidamente le dejaron caer sobre la cabeza un trozo de piedra cantera a la víctima, cuyo cuerpo permanece en el Instituto de Medicina Legal a la espera de que lo identifiquen, tarea que la Policía no pudo hacer porque no portaba ningún documento.

La única pista que tienen las autoridades para identificar a la víctima es un tatuaje que tiene con el nombre de “Kevin”. Tampoco han identificado a los hechores, pues la dueña de la casa donde ocurrió el hecho no conoce a nadie, porque apenas el domingo pasado ocupó la propiedad.