•   LAS BANDERAS, TIPITAPA  |
  •  |
  •  |
  • END

Nulas son las esperazas de encontrar con vida a José Rafael Valle Rodríguez, de 22 años, quien ayer cayó accidentalmente en la represa Las Canoas, ubicada del kilómetro 51 de la carretera a El Rama, tres kilómetros al norte.

Dos pescadores que andaban con Valle dijeron que se fueron a pescar, pero cuando iban pasando debajo de la cascada por un pasadizo, José Rafael resbaló y cayó al agua desde una altura aproximada de ocho metros, por lo que no hay ninguna posibilidad de que el muchacho aparezca con vida.

“Puente” natural
Juan Guzmán aseguró que ese pasadizo es utilizado por varios pobladores para trasladarse de un lugar a otro, porque es la vía más rápida.

“Fíjese que ahí pasa diario un profesor a las siete de la mañana y a las cuatro de la tarde, claro que es peligroso, pero la trocha donde pasaba con su moto se arruinó con las lluvias y no queda de otra”, agregó Guzmán.

Oswaldo Flores manifestó que sería bueno que las autoridades hicieran lo posible por colocar una cuerda o valla de protección en ese lugar, para que nadie
pase.

Sitio peligroso
“Por la fuerza del agua, el que se cae no queda vivo, se pudo golpear con alguna piedra o quedar atascado, por eso es que su cuerpo no ha salido. Este lugar es peligroso”, aseguró Juan García, quien vive en un poblado aledaño a la represa.

Norma Portobanco expresó que no hay duda de que su tío se ahogó, pese a que sabía nadar. “Estamos esperando que su cuerpo salga por aquí —el sector de Las Banderas—por la ruta de la corriente”, comentó.

Varios familiares del infortunado aseguran que desde las doce del medio día del martes están buscando el cadáver, para realizar la vela en Las Banderas, de donde era originario.

José Rafael Valle deja en la orfandad a una niña de tres años.