•  |
  •  |
  • END

Los hermanos Joel Antonio y David Ezequiel Sánchez Moreno, este último apodado “Huesín”, enfrentan cargos por asesinato por presuntamente rematar a Róger Francisco Mayorga, de 26 años.

El crimen aconteció la noche del pasado domingo 15 de agosto, en el bar “El Escorpión”, en la Zona Ocho de Ciudad Sandino, cerca de la barrera.

La comisionada mayor Concepción Torres, jefa de la Policía en ese municipio, confirmó que el delito ocurrió cuando la víctima buscaba cómo salir de la casa de Glenda Jarquín.

Guerra de botellazos
Los hechos sangrientos comenzaron cuando la víctima, en compañía de su sobrino, Luis Alfonso Paniagua, saludaba a un amigo y un desconocido le propinó un golpe en el rostro.

Tras recibir el botellazo en la cara, Mayorga persiguió al desconocido que se refugió en la casa de Glenda Jarquín, donde los dos hombres se trenzaron a golpes, pero hasta ese lugar llegaron dos sujetos más para “reforzar” al perseguido.

Mientras esto ocurría en el interior del inmueble, Jarquín pedía auxilio en la calle, lo que fue aprovechado por los hermanos Sánchez, integrantes de la pandilla “Los Monstruos”, para armarse de piedras y un cuchillo.

Los falsos justicieros se toparon en la sala de la casa con Mayorga, quien los enfrentó, pero le dejaron caer dos piedras en el rostro y le causaron herida en el cuello y cráneo.