• |
  • |
  • END

Eduviges del Carmen Blanco, de 40 años, quien está acusada por trata de personas, lloró sin lágrimas ante el juez Quinto Penal de Audiencias de Managua, Julio Arias, ayer, y le solicitó “de todo corazón” que se investigue a fondo su situación.

“Yo no soy traficante de mujeres. Pido de todo corazón que se investiguen bien las cosas. Yo estoy presa por dos nueras”, dijo la acusada, quien señaló que tiene dos hijos que están casados en Guatemala, y según ella, por las mujeres de éstos es que está en problemas.

Las funcionarias de la Cárcel de Mujeres “Puertas de la Esperanza” llevaron a Blanco al juzgado para la audiencia inicial del juicio que se le sigue por trata de personas, pero la vista fue reprogramada para este martes, a las nueve de la mañana, porque como la imputada no tiene recursos económicos para pagar abogado privado, la autoridad judicial solicitó uno en la Defensoría Pública, pero éste no se presentó a la vista realizada ayer por la tarde.

La acusada se encuentra en prisión preventiva porque supuestamente el 21 de marzo de 2007 se llevó hacia Guatemala a cuatro mujeres de iniciales L.Ch., de 18 años; K. M. G, de 20; C. V., de 32, y a una menor de 17 años, de iniciales E.A.M.C, para que trabajaran en el lugar donde ella les había conseguido. Pero estando en Guatemala, las acusadoras de Blanco se dieron cuenta de que el trabajo que les habían conseguido era como prostitutas, por lo que interpusieron la denuncia, y la Fiscalía la correspondiente acusación.