Moisés Centeno
  •   LAS MINAS, RAAN  |
  •  |
  •  |
  • END

De fondo no estaba la clásica tonada del músico Ennio Morricone, sino una rola ranchera. Tampoco los protagonistas de este drama eran Lee Van Cleff y Clint Eastwood, pero también se lanzaron miradas agresivas al mejor estilo de los clásicos actores de cintas del viejo oeste, antes de que uno de ellos sacara su pistola para cegar la vida de Moisés González Ortega, de 19 años.

De acuerdo con un escueto informe de la policía departamental de Las Minas, el presunto autor del crimen fue Nolvin Asensio Jiménez, de 30 años, quien vació el tambor de un revólver calibre 38, en la humanidad del infortunado, impactándole cinco proyectiles en el pecho, matando instantáneamente a su víctima. Esto ocurrió en un camino del empalme “La Bu”, un referente del área rural de Siuna, en el Caribe Norte.

La víctima, según la investigación preliminar, se encontraba ingiriendo licor en una cantina propiedad de Gerarda Cruz Picado, de 50 años, cuando Nolvin Asensio se le acercó con botella de guaro en mano, y enseguida ambos se trenzaron miradas agresivas y hasta se hacían provocaciones con gestos de mano, pero a puño cerrado.

Discutieron, intentaron agredirse con las botellas y con los pies, pero como fueron separados por otros adoradores del dios “Baco”, no pasó a más.

Sin embargo, González se fue a su casa, pero decidió regresar a la cantina de la Gerarda, ahora en compañía de un amigo de nombre Jorge Alonso Espinoza Pérez, y antes de llegar a la cantina vieron a Nolvin Asencio, que se movilizaba en una motocicleta, la que estacionó a un lado para continuar con la discusión interrumpida y matar a González Ortega.

El disparo número seis se lo propinó al acompañante del occiso, Jorge Espinoza, al que le perforó el lado derecho del abdomen, por lo que se encuentra grave en el centro de salud de Siuna.

Tras el crimen, el presunto homicida huyó en la motocicleta Tough, negra y sin placa.