•  |
  •  |
  • END

Tras las rejas de la Policía del Distrito VIII se encuentra Óscar Carvajal Zeledón, por haber causado de manera imprudente la muerte de Santos Ronaldo Rodríguez Aráuz, de 30 años, en el municipio Las Maderas, mientras la familia de la víctima no ha decidido si llegará a una mediación con Carvajal o llevarán la causa a los tribunales de justicia.

El trágico incidente ocurrió a las 6:20 de la tarde de este recién pasado sábado, en Las Maderas, exactamente del Comedor Cony 25 varas al norte, cuando supuestamente los maestros de un colegio del sector realizarían una fiesta en el bar Brenda.

Según Blanca Rostrán Molina, de 24 años, compañera de vida del fallecido, al parecer la propietaria de dicho bar, Brenda Zapata, no conforme con la energía que ya poseía en su negocio, solicitó a Carvajal Zeledón --que es un poblador que presta sus servicios para ganarse la vida-- que la conectara ilegalmente del poste de electricidad de otro sector, ubicado al otro lado de la carretera central.

“Parece que ella pidió que le conectaran los cables para asegurarse de tener electricidad por si se le iba la luz en su sector, entonces le pidió a Óscar que le instalara los cables, pero él dejó el cable cruzado en medio de la calle, colgando como a un metro de distancia del suelo. Mi marido pasó en una bicicleta porque fue a comprar una carne asada, parece que no vio el cable y se electrocutó”, aseveró Rostrán.

Murió rápido

El suboficial Carlos Pérez, de Información y Análisis de la Policía de Tipitapa, señaló que al momento del hecho estaba lloviendo, lo que facilitó la conducción de la electricidad al cuerpo del infortunado, y la víctima fue auxiliada por los vecinos del lugar, pero fue demasiado tarde, ya que se rindió a la muerte y no pudo ser llevado al hospital. Agregó que Carvajal está detenido por el delito de homicidio imprudente, y que el caso pasará a manos del Ministerio Público.

Alfredo Rodríguez Aráuz, de 33 años, hermano de la víctima, dijo que hasta ayer su familia no había tomado la decisión si mediar con el victimario imprudente o llevar la causa hasta sus últimas consecuencias. El fallecido deja a tres hijos en la orfandad.