• |
  • |
  • END

OCOTAL, NUEVA SEGOVIA
Derlin Octavio López, de 21 años, murió al instante, luego de que colisionara frontalmente con su bicicleta en el lado izquierdo de la camioneta Toyota Hilux, gris, placas M108801, propiedad de Lubricentro Móvil S.A., conducida por Pedro Salvador Traña, de 47, quien venía desde Honduras
El mortal encontronazo ocurrió poco después de las seis y media de la tarde, ya en completa penumbra, por la entrada de la noche. El joven, oriundo de la comarca Verapaz, jurisdicción de Totogalpa, bajaba la cuesta Apatoro, situada cuatro kilómetros al sur de esta ciudad, mientras la camioneta la subía de norte a sur.

Según el peritaje policial, el muchacho invadió el carril izquierdo, por donde se movilizaba el automotor. El dictamen forense determinó que el deceso fue inmediato, debido a una fractura en la base craneal. El año pasado, en las inmediaciones del sitio donde ocurrió este accidente, otro joven falleció cuando su biciclo se estrelló con otro.

Cayó muerto en cementerio
Asimismo, las autoridades policiales de Jalapa reportaron el hallazgo, el último sábado, del cadáver en avanzado estado de descomposición del señor Róger Emilio González Espinoza, de 56 años. Éste fue descubierto por unos niños dentro del cementerio de la comarca El Limón, donde, de inmediato, le dieron cristiana sepultura.

Las autoridades presumen que el desdichado cincuentón falleció de manera súbita, quizá por la fuerte impresión que le causó la meditación frente a la tumba de uno de sus deudos. El infortunado había llegado de Honduras para visitar a unos parientes en la comarca Santa Bárbara, de este mismo municipio. Sus parientes informaron a la Policía de que Róger Emilio sufría deficiencias cardiovasculares.