•   SAN MIGUELITO, NAGAROTE  |
  •  |
  •  |
  • END

A ciencia cierta no se sabe por qué lo mataron, pero lo que está claro es que en la muerte de Edward Andrés Contreras, de 38 años, hubo mano criminal.

El fiscal Gerardo Medina comentó que la cabeza del fallecido estaba dentro de una bolsa plástica.

Las pesquisas que ha hecho la Policía de Nagarote revelan que el infortunado probablemente murió el pasado 17 de mayo, cuando supuestamente Jaime Erasmo Corea Baca y su sobrino, Héctor Noel Baca Castañeda, lo intimidaron con un arma y se lo llevaron.

Marta Lorena Contreras asegura que su sobrino murió por la inoperancia de las antiguas autoridades policiales.

“Fuimos a denunciar que mi sobrino fue secuestrado, porque hubo testigos de cómo lo amenazó Erasmo Corea Baca, pero ellos (la Policía) dijeron que no había delito y no hicieron nada”, sostuvo la señora Contreras.

Asimismo relató que gracias a las nuevas autoridades es que lograron dar con los restos de su pariente.

El cuerpo de Edward Contreras fue localizado en una zanja ubicada al sur de Nagarote, en la Finca “San Antonio”, propiedad de Agustín Corea, padre y abuelo de los dos supuestos implicados en el crimen.

Dos versiones

Sobre el móvil hay dos versiones: la primera es que la víctima le robó un cable a Erasmo Corea y por eso lo mataron, y la otra indicaría que se trata de un negocio de drogas que salió mal. La tía de Edward Contreras reconoció que su sobrino era adicto a los estupefacientes.

El subcomisionado Luis Espinoza Umaña, jefe de la Policía de Nagarote, manifestó que lo que tienen hasta este momento es la denuncia de la retención y desaparición de Contreras, quien apareció ayer muerto, pero los presuntos autores aún no han sido detenidos, no obstante, las investigaciones continúan.