•  |
  •  |
  • END

El exceso de velocidad y la humedad del pavimento fueron los factores que originaron el accidente de tránsito en el cual perdió la vida el contratista Rolando José Morales, de 33 años, en el que también resultó herido Francisco Javier Flores Narváez, de 39 años.

El accidente se produjo a las ocho y media de la noche del lunes, en la rotonda Jean Paul Genie, cuando la camioneta Mazda, negra, placas M081267, conducida por Ruddy Antonio Navarrete empezó a deslizarse sobre el pavimento húmedo, hasta impactar contra dos vallas publicitarias.

En la camioneta viajaban cuatro personas (dos en la cabina y dos en la tina) que producto del golpe volaron por unos 15 metros. Flores cayó en el centro de la rotonda, sobre el césped, mientras que Morales tuvo la mala suerte de impactar de cabeza contra el pavimento, pereciendo instantáneamente.

Después del impacto, la camioneta se volcó, pero ninguno de los que viajaban en ella resultó con lesiones graves.

Cuatro huérfanos

Flores explicó que él y su cuñado tenían tres semanas de estar trabajando en una construcción en Santo Domingo y que el maestro de obras, Ruddy Navarrete, los llevaba hacia sus hogares.

“No íbamos al raid, como dicen, porque nosotros veníamos con él desde donde estábamos trabajando, no nos estaba haciendo ningún favor, traía a una muchacha en la cabina y desde el kilómetro diez y medio, venía rápido. Le dije a Orlando que le gritara para que bajara la velocidad, pero no hizo caso”, afirmó Flores.

Asimismo relató que cuando iban llegando a la rotonda, Navarrete perdió el control de la camioneta, no giró sino que pasó recto hasta impactar con las vallas. “Cuando caímos, yo me levanté y fui a ver cómo estaba Morales, le hablé, pero nunca me respondió”, añadió Flores.

El occiso deja cuatro niños en la orfandad, mientras que el conductor de la camioneta se encuentra detenido en las celdas del Distrito Cinco de Policía.