•  |
  •  |
  • END

Un quinquenio, que equivale a cinco años, deberán pasar en la cárcel los mexicanos Adolfo Domínguez Acosta, Manuel de Jesús Mendoza Cervantes y Felisandro Zevada Iribie, quienes se inculparon del delito de lavado de dinero y saldrán libres hasta el 7 de agosto de 2015.

Además, la jueza de Distrito Penal de Audiencia de Tipitapa, Vicky López, ordenó el decomiso de los 206 mil dólares y la camioneta que la Policía les ocupó a los reos el pasado 7 de agosto, en la carretera que conduce al otrora ingenio Timal, jurisdicción de Tipitapa, donde fueron arrestados.

Ni con Dios ni con el Diablo

La encargada de impartir justicia no multó con un millón de dólares a los tres mexicanos, como lo solicitaron la Fiscalía y la Procuraduría, porque considera que los extranjeros no tienen dinero para pagar esa cantidad, que equivale a cinco veces más de lo incautado.

La Fiscalía faltó a la objetividad al no fundamentar los agravantes que justificasen la solicitud de 14 años de prisión que estaba pidiendo para cada uno de los reos, señala la jueza tipitapeña en la sentencia condenatoria.

Durante la audiencia de debate de pena, los abogados defensores pidieron que sus representados sólo fueran sancionados con dos años y medio de prisión, petición que la judicial rechazó porque está por debajo de la pena mínima establecida en el Código Penal.