•  |
  •  |
  • END

Una semana de prisión preventiva “le recetó” el juez Séptimo Distrito Penal de Audiencia, Abelardo Alvir, a Max Alexander Vargas Morales, uno de los implicados en la mortal balacera ocurrida el pasado miércoles en el Mercado Oriental, donde pereció Gustavo Junior Hurtado Castillo, supuesto cabecilla de la banda “Los Juniors”.

El juez decidió imponer la medida más gravosa que establece el Código Penal, pese a la oposición de la abogada defensora, María de Jesús Bustamante, quien pidió el arresto domiciliar para su representado.

Max Vargas supuestamente encañonó con una pistola Beretta 380, número de serie D35956Y, al comerciante Ismat Khatib para asaltarlo, según la acusación presentada por el fiscal auxiliar Enrique Sándigo.

Baleado espera audiencia
Fue con esa misma arma que David Iván Zambrana se enfrentó a tiros contra uno de los agentes policiales que persiguieron a los ladrones tras enterarse del atraco contra Khatib.

El juez Alvir programó la audiencia inicial para Vargas para el próximo 3 de septiembre, en tanto que la preliminar para Zambrana, quien convalece en el Hospital “Roberto Calderón”, tras haber sido baleado por la Policía, se realizará cuando los médicos le den de alta.

Vargas y Zambrana enfrentan cargos por robo agravado, homicidio frustrado y portación ilegal de armas.

Según la Policía, los dos jóvenes eran parte de la banda de “Los Juniors”, que tiene un largo historial de robos.