•   NUEVA GUINEA  |
  •  |
  •  |
  • END

Pablo Talavera, de 40 años, vivió ayer su último día sobre la tierra, porque unos sujetos lo interceptaron doscientos metros antes de llegar a su casa de habitación, en Wuapi, al norte del municipio de El Rama, y lo mataron.

Según la relacionista pública de la Policía, inspectora Irela Torres, Talavera recibió tres disparos en la pierna izquierda, omóplato y costado izquierdo, y para rematarlo le asestaron dos estocadas sobre la yugular.

La Policía se presentó al lugar de los hechos para verificar lo sucedido y buscar al responsable del crimen.

Valga decir que en menos de ocho días tres personas han perdido la vida en circunstancias violentas, el primero fue en la comarca San Jerónimo, el pasado 30 de agosto; el segundo caso ocurrió en La Batea, en el bar Mora, y este último caso en Wuapi. La Policía todavía no tiene a nadie detenido por estos tres homicidios.

(Colaboración)