•  |
  •  |
  • END

Una oficial de Policía fue víctima de una salvaje violación en la que su verdugo le introdujo en varias ocasiones el pico de una botella en sus partes.

Milton Adán Mercado es a quien el Ministerio Público le imputa la presunta autoría de los delitos de violación y lesiones psíquicas graves en perjuicio de la mujer, de 33 años.

El acusado es hermano de una mujer que junto a su marido salió a tomarse unos tragos con la víctima, el pasado 20 de mayo.

La pareja y su amiga estaban en una coctelería, en el barrio Campo Bruce, tomando licor, cuando Mercado llamó a su hermana pidiéndole que se trasladaran a otro antro ubicado en el Distrito Seis de la capital.

En el lugar, Mercado le pidió a su hermana que le “hiciera el lado” con la mujer policía, a quien en ese momento estaba conociendo.

La hermana del acusado inmediatamente le mandó un chat o mensaje de texto a su amiga diciéndole: “Dice mi hermano que te quiere llevar a la luna…no me quedés mal”, según explica la acusación de la Fiscalía.

Dos litros de cerveza de por medio
Luego la pareja se retiró del bar dejando a Mercado con la víctima, con quien se tomó dos litros más de cerveza.

La mujer policía se embriagó y le pidió a Mercado que la llevara a su casa, pero éste presuntamente la trasladó a un motel cercano al Mercado de Mayoreo, aprovechando que la dama se quedó dormida en el taxi.

La víctima asegura que se despertó quejándose por el fuerte dolor que el acusado le provocó al introducirle el pico de la botella en su parte más íntima, ella le reclamó por el abuso, pero, aparentemente, él le respondió que se quedara callada.

Al despertar al día siguiente todavía bajo los efectos del alcohol, la mujer Policía se bañó y abandonó el motel, siendo perseguida por Mercado, quien le pidió su número de teléfono celular “para que volvieran a salir”.

Por los hechos antes mencionados el juez suplente Séptimo Distrito Penal de Audiencia, Vicente Chávez, remitió a juicio al acusado para la fecha que determine el judicial de juicio.

Ésta es la segunda vez en menos de un mes que una mujer policía denuncia haber sido violada por un hombre con quien antes estuvo tomado licor.