•   SOMOTILLO, CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

Un total de 31 pasajeros que viajaban a bordo del autobús de transporte colectivo placa M-1645, bicolor, International, que cubre la ruta Somotillo-Palo Grande, resultaron lesionados cuando el vehículo se volcó a las once de la mañana del viernes último.

El accidente se produjo en el kilómetro 193 de la carretera Chinandega-El Guasaule, cuando el conductor Reinaldo Zepeda Mayorga, en completo estado de ebriedad y a exceso de velocidad, hizo una mala maniobra y quedó cerca de un cauce.

Milagrosamente ningún pasajero falleció, y los lesionados fueron trasladados al Centro de Salud “Raymundo García”, en Somotillo, y al Hospital España de Chinandega.

El teniente coronel Bayardo Reyes, jefe del batallón fronterizo acantonado en El Guasaule, junto a un grupo de efectivos militares, llegó al lugar para socorrer a varios lesionados, entre los que está el teniente Erving Muñiz, jefe del puesto fronterizo de Palo Grande, quien se dirigía a Somotillo a reportarse y realizar compras.

Ocho al hospital
Por su parte, el doctor Evert Vanegas aseguró que en el Centro de Salud de Somotillo atendieron a los pacientes que tenían golpes en diversas partes del cuerpo, a los que estaban menos graves les dieron de alta y remitieron a ocho al Hospital España, de Chinandega.

Dijo que los trasladados son Sara Maradiaga Suazo, de 17 años, quien presentaba fractura en la muñeca izquierda; Norma Lindo Jarquín, de 69, con trauma craneal; Ana Maribel Jarquín Cruz, de 39, fractura en el cúbito derecho; y Melba Gómez Beltrán, por fractura en la clavícula derecha.

Miguel Ángel Meza, de 38 años, presentaba fractura en la clavícula izquierda; Elena Dávila Lumbí, de 57, politraumatismo generalizado, y Miriam de Jesús Andino Cruz, de 41 años, tenía golpes en el ojo izquierdo.

Julio César Álvarez, quien resultó con golpes en los brazos, relató que el chofer venía borracho, y al llegar a una gasolinera, se hizo cargo del volante Norvin Izaguirre, el ayudante. Éste se volcó, aunque una oficial de Tránsito reportó que Reinaldo Zepeda Mayorga era el chofer del automotor, quien intentó huir y fue capturado por un grupo de efectivos policiales.

Totalmente alcoholizados
Izaguirre era buscado por miembros de la Policía Nacional, tras huir por un predio montoso cerca del lugar donde ocurrió el accidente.

“El chofer y el ayudante estaban tomando licor desde la noche del jueves. Ambos tienen responsabilidad y las autoridades deben castigarlos severamente”, expresó Augusto Andrade Escalante, otro pasajero.

Juan Bautista Ramos aseguró que cuando salieron de Somotillo, Zepeda Mayorga comenzó a zigzaguear, por lo que solicitaron al dueño del autobús cambiar al chofer, y lo repuso con Norvin Izaguirre, quien lastimosamente también iba borracho.

Los pasajeros perdieron pertenencias y mercadería que trasladaban hacia la comarca Palo Grande, por lo que esperan que el propietario del automotor asuma los daños.